Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69
¡Hola! ¡Bienvenido a Reinos del Caos!
¡Si eres nuevo te sugerimos registrarte para tener acceso a los links de descargas para ingresar al servidor!


Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights 1.69
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse
¡Bienvenidos a Reinos del Caos, un servidor de Neverwinter Nights 1.69!
¡Si eres nuevo, te recomendamos registrarte para acceder a la totalidad del foro, como también a las descargas!
¡También te recomendamos entrar a nuestro Discord para tener comunicación con todos los jugadores!
¿Necesitas ayuda o tienes problemas con algo?
¡Puedes postear aquí! ¡O puedes acceder a nuestro Discord para ayuda más inmediata!
¡Para ingresar al servidor introduce la siguiente IP!
74.208.227.175:5121
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Wolf

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Dom 08 Oct 2017, 22:50.
Estadísticas
Tenemos 309 miembros registrados.
El último usuario registrado es nyathar

Nuestros miembros han publicado un total de 2905 mensajes en 599 argumentos.

Publicar nuevo tema   Responder al temaComparte | 
 

 Los Herejes serán Marcados (Primera Parte)

Ir abajo 
AutorMensaje
Ignoto



Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 03/08/2017

MensajeTema: Los Herejes serán Marcados (Primera Parte)   Jue 03 Ago 2017, 19:34



1.   Los Herejes serán Marcados

El goteo reverberaba incesante por toda la antecámara; emanaban efluvios y filtraciones de las grietas y conductos adyacentes, anegando los erosionados y herrumbrosos muros que cercaban lo que pareciese una grotesca y siniestra capilla en honor a una sórdida idolatría. Las grutas colindantes habían engullido por completo cualquier atisbo de luminiscencia, fundiéndose en una laberíntica y tremebunda galería de escollos y misterios. Sin embargo, una aguerrida hueste de aventureros y exploradores, no vaciló en adentrarse hacia los abismales confines de la caverna, ajusticiando y despojando todo aquello que allí opusiera un ápice de resistencia. Ninguno de ellos abrazó la clemencia y, mucho menos, el sibilino arte del sigilo. Su retumbante y acuciante marcha podía apercibirse a través de los subrepticios sistemas de comunicación de la caverna, inadvertidos por el incauto grupo.





Sombras y argucias aguardaban silentes, acechando desde la umbría y ahogándose en una sed de superchería. El Cenobio del Artista había sido impúdicamente profanado, y el embrujo y la enajenación emergerían sinuosos ante la impía herejía, mancipando el espíritu de la bravísima y estoica norteña, la aclamada Lunalesia, a la caprichosa voluntad mubarina. La hercúlea mujer se dirigió con inamovible ímpetu hacia uno de los varones con menor afán beligerante, el rastreador Holgar, que acobardado eludía con su desconcertada mirada la amedrentadora presencia de la que fuere, supuestamente, su camarada.

-    ¡¿Cómo osáis, insensatos?! – exclamó la bárbara sin ningún pudor, al mismo tiempo que asaba el cuello de Holgar para estrujarlo y alzar su pesado cuerpo del suelo, sin vislumbre de esfuerzo alguno. - ¡Todos, y cada uno de vosotros, habéis sido marcados! ¡El Artista se ha pronunciado! – imprecó vociferante, enteramente alienada. 

El capitán imperial que acompañaba la hueste, el heroico y honorable Sid Thresh, atónito, no lograba concebir qué era aquello que impelía a su compañera a arremeter contra el resto. No obstante, le consignó imperioso que liberara de sus garras al joven y aterido Holgar. La salvaje, sin embargo, siguió estrechando la garganta del rastreador hasta que el capitán asestó un golpe seco sobre el fibroso brazo de la mujer, liberándolo y rodando ineluctablemente sobre el piso. Lunalesia, en aquel preciso instante, mudó su frenético semblante al de un ser avieso y perturbado que, cáusticamente, desafiaría la entereza del imperial.

¡Necio gusano! -prorrumpió encolerizada. - No, no, no… Magdalena no se deleitó del sabroso y fragante desenlace que ellos custodian exclusivamente para ti, escoria. Ella sólo era una puta abominable, en cambio tú… -brindó una retahíla de mordaces y sardónicas palabras al capitán.

Sin más dilación que un suspiro, la feroz bárbara esgrimió decidida su candente segur alumbrando del polvo y el olvido aquella caverna infinita, hendiendo el filo del hacha en la carne del distinguido capitán.

Lunalesia, al fin, se desvaneció.

¿Qué es lo que ocurrió en las entrañas de aquella caverna abisal? ¿Qué misterios encierra? ¿Cómo se embrujó la voluntad de la férrea Lunalesia? ¿Quién es el artista, por qué hizo alusión a la fallecida Magdalena? ¿Cuál es el significado de haber sido “marcado”?

Personajes implicados en la escena:
 

  1. Lunalesia

  2. Sid Thresh

  3. Holgar

  4. Dio Blight

  5. Alan Blake

  6. Laia Ma'fent

  7. Rissel

  8. Valyere

  9. No recuerdo si había alguien más, disculpad si alguno de los nombres son erróneos.



Volver arriba Ir abajo
 
Los Herejes serán Marcados (Primera Parte)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» EJEMPLO PARA PEDIR INGRESO AL GREMIO "Quiero formar parte del gremio"
» Videos - Fecha Nº08 (Primera C Nacional)
» Partida de Descent Primera Edicion
» Videos - Fecha Nº11 (Primera B Nacional)
» ¿A donde ir en una primera cita?

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69 :: Rol :: Acontecimientos de los Reinos-
Publicar nuevo tema   Responder al temaCambiar a: