Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69
¡Hola! ¡Bienvenido a Reinos del Caos!
¡Si eres nuevo te sugerimos registrarte para tener acceso a los links de descargas para ingresar al servidor!


Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights 1.69
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Damienman77

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Dom 08 Oct 2017, 22:50.
Estadísticas
Tenemos 295 miembros registrados.
El último usuario registrado es CorvoRazor

Nuestros miembros han publicado un total de 2775 mensajes en 570 argumentos.

Comparte | 
 

 Fiore Dárnic, la búsqueda de un propósito

Ir abajo 
AutorMensaje
Nihito

avatar

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 07/09/2018
Edad : 20
Localización : Mursia

MensajeTema: Fiore Dárnic, la búsqueda de un propósito   Lun 10 Sep 2018, 15:27



Edad: 22 años humanos.
Descripción física: Fiore es una mujer de porte y mirada firme, posee un cuerpo trabajado sin llegar a ser muy musculoso, altura de 1.80metros.
Posee un cabello negro con brillos azules, sedoso y siempre recogido hacia el lado derecho, ojos azules como un cielo de una mañana despejada, nariz pequeña y labios medianamente carnosos junto a su piel algo pálida.
Su cuerpo es de proporciones y belleza mayores a la media.
Siempre viste una pesada armadura aunque sea incómoda, su cuerpo a sufrido de largos años viajando con ella. Porta un mandoble y un escudo pavés a su espalda, y una espada larga enfundada en su cinto, la cual suele posar su mano encima normalmente.
Descripción psicológica: Siempre porta un semblante de tranquilidad, voz alegre cuando está calmada y voz firme cuando está seria, sus palabras levantarían la moral del más mermado ejército pues sus palabras inspiran a los demás.
Pese a ser mujer su lenguaje y gestos no corresponden a una afeminada forma de ser, más bien la de un firme guerrero.
Fiore lucha contra la injusticia, castiga el mal y los remordimientos de su pasado la hacen creerse indigna de servir a su Dios, Torim, no solerás verla conjurar, pero si lo hace será a sí misma.

Trasfondo
Capítulo I
La hija desdichada

Al Norte de las tierras sureñas, en un paisaje montañoso cuyo camino de regreso hacia él parece haberse borrado nació Fiore de la casa Dárnic.
Los Dárnic eran una familia respetada, controlaban parte del ejército de sus tierras y poseían un amplio linaje de guerreros.
En su nacimiento su padre esperaba otro hijo, el cual quería que heredase la cabeza de la familia pues el hermano de Fiore a sus 14 años de edad había elegido servir al ejército más que a su padre.
Gregory Dárnic, el padre de Fiore, era un respetado estratega, hacía de consejero de Reyes y a la vez se le conocía por lidiar con los trapos más sucios de las empresas. Era un hombre frío, exigente y disciplinado, nunca dirigió la palabra a Fiore como un padre, pues no reconocía a su hija.

Gregory Dárnic

Al cumplir Fiore los 6 años de edad, noticias de la muerte de su hermano es batalla llegaron a la casa Dárnic, desde entonces Gregory empezó a ver a su restante descendiente, no como una hija, sino como un humano que debía de formar por el bien de su casa.
Desde temprana edad su padre la obligaba a entrenar y fortalecerse día y noche, para así algún día ser una fuerte guerrera, lo que ella ni su madre sabían es que Gregory solo veía en Fiore un arma, no una heredera.
Adriana Dárnic, la madre de Fiore, era todo lo contrario a Gregory, una mujer muy hermosa y cálida con semblante amable, siempre muy social con la nobleza.
Ella sí quería a Fiore, pues seguía siendo sangre de su sangre, pero estaba en contra de que su padre la adiestrase como a un hombre, por contrario, ella deseaba que su hija se casase a los 13 años con una cabeza de una familia rica, sin importar cual fuese, pues pensaba que ello brindaría el mejor futuro posible para ella.

Adriana Dárnic

Ya a los 12 años de edad, recién entrada en la pubertad su padre le entrenaba de día, le hacía estudiar artes de guerra y le daba palizas cuando mostrase un mínimo signo de ser mujer. Mientras tanto su madre llevaba a su hija por las noches a banquetes y cortes reales, donde exibía a Fiore a maduros nobles como una buena pieza que vender por dinero.
Pese a ser tan desgraciada, tenía una única amiga, una de sus criadas llamada Mítera, ella consolaba a Fiore las noches más desgraciadas, era lo único que la alejaba de convertirse en un recipiente vacío.
"Algún día podrás ser quien quieras que seas, no estará tu padre para obligarte a hacer lo que él quiera que hagas"
"Fiore, te he visto crecer, y estoy segura de que algún día serás una gran Lider, a los que los demás seguirán como a cualquier Rey bajo una causa justa"


Mítera


Capítulo II
Solo conozco esta vida
Adriana Darnic murió cuando Fiore tenía tan solo 13 años de edad, eso no solo volvió a Gregory más frío, sino que inclinó la balanza completamente hacia su lado, y Fiore se convirtió en su arma y sus próximos dos años serían los más duros de su vida en cuanto a entrenamiento.


Cuando Fiore cumplió 15 años Gregory la asignó a un grupo especial de mercenarios, los cuales obedecían orden directa de Gregory. Cumplían cualquier encargo que empresa o reino no quisiesen hacer pero que les beneficiaría enormemente, ya fuese secuestrar sacerdotes, quemar aldeas indefensas o asesinar inocentes, todo por el dinero y el prestigio que le otorgaría a su familia.

Gregory volvió a contraer matrimonio poco despues de la muerte de Ariana, y del fruto de este nació su esperado hijo, su heredero verdadero. Fiore no llegó a conocerlo, pues su padre se lo impedía, su único cometido era asegurar el bien de su casa.

Mítera, la cual se encontraba más distante que nunca con Fiore, no soportaba ver en lo que aquella niña se convirtió por parte de Gregory, hasta que un día, limpiando una de las habitaciones de la casa, escuchó vagamente a través de la pared de su estudio a Gregory mencionar las palabras "civiles" "sin piedad", acto seguido de aquel estudio salieron Fiore y los demás mercenarios.
Antes de que Fiore marchase Mítera intentó detenerla.

"¡Fiore!, no tienes por qué hacer esto, no debes obedecer a tu padre si no quieres, podrías ser alguien mejor, por favor no lo hagas..."

Fria e impasiblemente Fiore le dió la espalda y pronunció.
"Solo conozco esta vida"
Ya no era aquella pequeña chica a la que su padre le pegaba de pequeña mientras que su madre la exibía como trofeo, Fiore se había convertido en un recipiente vacío, en un arma.
Llegado el anochecer, el grupo había llegado a una villa, un lugar tranquilo y pacífico, Gregory prometió a estos aldeanos protección ante los nobles que deseaban ocupar sus tierras, los veían como a sus salvadores, pero ese no era su propósito.
"¡Mirad, ahí vienen, nuestros salvadores!"
Aquella noche el cielo se tiñió de rojo, el fuego iluminaba los cadaveres de niños, mujeres y hombres indefensos. Fiore fue la encargada de destruir el templo y asesinar a todos los sacerdotes que hubiesen en él. Cuando ella entró aquellos hombres solo pudieron decir "¡¿Qué está pasando allí fuera, que son esos gritos?!, hasta que sin demora Fiore abatió a todos y cada uno de ellos a sangre fría, sin vacilación y sin mostrar clemencia como le ordenó su padre.
Solo quedó uno vivo, un sacerdote que no pidió auxilio, no vaciló y se mantuvo firme sin dejar de orar a su Dios. Fiore le cortaba pero él no se inmutaba, hasta que de un certezo tajo fue a decapitarle... Pero justo tras matar a aquel último sacerdote una ola de luz descendió sobre el templo, arrasandolo entero junto con Fiore, todo se volvió negro para ella.



Capítulo III
El inicio de un largo viaje

-¿Do...donde estoy?
-En ningún sitio, ya no existes
-¿Qui... quien eres?
-Soy aquel que acabas de matar, tu me viste con la apariencia de un simple sacerdote, pero aqui no soy eso.
Ante Fiore una figura de grandes dimensiones se dislumbra ante ella, apreciablemente poderoso a simple vista, y no solo físicamente, portando un gran Hacha envuelta en llamas, la cual ilumina este plano oscuro.
-¿Porqué estoy aquí?
-Tu vida es una triste historia, he visto tu corazón Fiore, no el de ahora "negro y corrupto", sino el que tenías antes "honorable y vanidoso", tú estás aquí porque muchos vivos merecerían la muerte, y algunos que mueren merecen la vida. Tú no morirás aquí Fiore, sé que serás una gran Lider bajo una causa justa.


Fiore, ante las palabras de aquella magnífica figura no pudo ni hablar, su semblante se torna en el de aquella niña con miedo de 12 años la cual no quería obedecer a su padre, aquella frágil y llorona niña que se apoyaba en su criada para no caer en la desgracia, y sinceras lágrimas caen de sus ojos.


-Ojalá nada hubiera ocurrido, ojalá yo no hubiese nacido para esto.

-Eso desean los que viven estos tiempos pero no les toca a ellos decidir, solo tú puedes decidir qué hacer con el tiempo que se te ha dado. Hay otras cosas Fiore en este mundo además de la voluntad del mal, tú estabas destinada a ser el arma de tu padre y como consecuencia tú estás destinada a grandes cosas, y eso es un pensamiento alentador. Fiore Dárnic ha muerto, ahora debes de volver a nacer hija mía, sigue tu camino y nos volveremos a ver...


Con un tranquilo atardecer Fiore abre los ojos, postrada de pie en un pacífico y alegre paisaje, portando una armadura con el símbolo de un hacha grande envuelta en llamas y una blanca espada en su cinto. Ella cae de rodillas al suelo, y con la cabeza mirando al cielo y ojos cerrados todos sus remordimientos caen de golpe en su pensamiento, con un estruendoso grito de dolor Fiore había vuelto a nacer.

Volver arriba Ir abajo
 
Fiore Dárnic, la búsqueda de un propósito
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69 :: Rol :: Génesis de los Héroes-
Cambiar a: