Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69
¡Hola! ¡Bienvenido a Reinos del Caos!
¡Si eres nuevo te sugerimos registrarte para tener acceso a los links de descargas para ingresar al servidor!


Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights 1.69
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse
¡Bienvenidos a Reinos del Caos, un servidor de Neverwinter Nights 1.69!
¡Si eres nuevo, te recomendamos registrarte para acceder a la totalidad del foro, como también a las descargas!
¡También te recomendamos entrar a nuestro Discord para tener comunicación con todos los jugadores!
¿Necesitas ayuda o tienes problemas con algo?
¡Puedes postear aquí! ¡O puedes acceder a nuestro Discord para ayuda más inmediata!
¡Para ingresar al servidor introduce la siguiente IP!
74.208.227.175:5121
¡Felices fiestas les desea Reinos del Caos!
¡Feliz navidad y próspero año nuevo!
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

BlackBass

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Dom 08 Oct 2017, 22:50.
Estadísticas
Tenemos 305 miembros registrados.
El último usuario registrado es Galerus

Nuestros miembros han publicado un total de 2869 mensajes en 590 argumentos.

Comparte | 
 

 Heian Leonhardt

Ir abajo 
AutorMensaje
atg_chu_feng

avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 30/05/2017

MensajeTema: Heian Leonhardt   Miér 22 Nov 2017, 17:13

Heian Leonhardt
 
 
 
Ishtarion Leonhardt "Sargento de Radengarth"
 
Siempre sentí que la fortuna me ha sonreído toda la vida. Me crie bajo el ala de mi padre adoptivo Ishtarion Leonhardt, uno de los sargentos destinado al servicio de la capital imperial "Radengarth". 
Si hay algo que puedo decir es que es un padre horrible!, adicto al trabajo, exigente como no hay otro, y con grandes expectativas de que siga sus mismos pasos. Pero aún con todo lo malo que pueda tener, se que cada uno de sus defectos, solo existe para que hoy pueda estar donde estoy.  Sé que alguno dirá, esos no son defectos, son muestras de amor. Y admito que, lo que pienso y lo que siento dista mucho. (Siento gratitud hacia quienes defienden a los necesitados)
 
Amo a mi padre, y soy afortunado gracias a él. Podría estar muerto, en un orfanato, o siendo esclavo en algún lugar, pero aun sin ser su verdadero hijo, me acogió, siendo soltero, me crió, y sin tener nada para ofrecerme su vida sacrifica  a diario para Radengarth, protegiendo un lugar para que su hijo pueda llamar hogar. (Estoy donde estoy porque alguien lucho por mi)
 
Quisiera haber pasado más tiempo con él. Poco tiempo compartimos cuando niño, siendo criado por un tutor, solo le veía algunas noches para cenar, y lo que me esperaban eran solo castigos y regaños, en ese entonces, le tenía miedo, no le culpo, era un rebelde, un caso perdido, si habré recibido alguna paliza, todas merecidas, hasta que aprendí a gritar como cerdo en el matadero, desde ese entonces, dejo de hacerlo, sino los vecinos creerían que, estaba asesinando a alguien en la casa. (No todo es tan malo cuando aprendes a salvarte de ello)
 
Hay cosas que no olvidaré, robarle la ropa interior a la vecina y usarla de casco mientras correteaba con un palo, jugando a ser un soldado, escaparme del tutor y terminar en alguna casa vecina jugando con algún perro, pero, nada se compara a cuando le enseñe a mi padre que podía hacer pequeños trucos mágicos, ese día estaba realmente enfadado y me prohibió volver a hacerlo por lo que más quisiera. Desde ese entonces, deje de intentarlo.


Pero la mayor marca fue cuando me ocultaba bajo su capa cuando venían a querer golpearme por las travesuras que hacía en la ciudad. A pesar de que él me regañaba después, jamás dejo que me hicieran algo.  (Proteger es difícil, ser protegido es cálido)
 
 
Mu "el sinverguenza ojo divino"
 
El aire en Radengarth se sentía vicioso, la ciudad se notaba tensa y mi padre cada vez más ausente.  Recuerdo esos momentos, hacía frio y me había escapado por la ventana una vez más por la mañana para evitar las lecciones del tutor. Confiado como de costumbre al salir, fue el último recuerdo que tuve de esa mañana. (No todo sale como quieres)
 
Desperté en una arboleda, selva, bosque, no tenía idea donde estaba, había un pequeño fuego rodeado por rocas y un hombre petiso y regordete, medio calvo y ciertamente desalineado con ropas gastadas de cuero. Huir era el plan, que se acabó a las pocos minutos cuando un lobo me hizo regresar. El hombre seguía calmado, y no parecía interesado en mi.
No tarde mucho en enterarme que era amigo de mi padre y que estaba a su cargo por los siguientes años, hasta que los problemas en Radengarth se calmaran. (Maestro un día, padre de porvida)

 
Acostumbrado, para mal, intentaba huir de mis obligaciones hasta que el hambre fue la primer lección. Fue un duro aprendizaje, lo básico de la supervivencia, incluso recuerdo haber comido insectos y algunas hierbas desconocidas. (Aprendí a valorar la comida en esa época.)
 
Lo extraño para cuando tenía esa edad, eran las lecciones nocturnas, en las que nos la pasábamos horas hablando de la vida mundana, de los pobres, de los ricos, de los nobles, de los comerciantes, y de todo tipo de personas, esto no tenía mucho sentido en aquel bosque.
No fueron más que unos meses que me parecieron eternos, la vida a la intemperie no era la más divertida, y me encontraba exhausto, pero todo terminaría con el inicio de la primavera, en la que, Mu, me diría que todo esto no era tan importante como lo que vendría a continuación. (Con esfuerzo se logra la satisfacción)
 
Lo que paso después sería largo de describir, pero, me enseño a tratar con las personas, parte de sobrevivir no es encontrar comida, sino, evitar conflictos, pasar desapercibido en cualquier sociedad y poder encajar con todos. Ser gracioso ayuda a integrarse mejor que siendo serio. Mu es un buscavidas, ambos dos la pasábamos más que bien y disfrute todos estos años en compañía de alguien. (Convivir te abre puertas)
 

Aunque no podía ser un idiota siempre y a los 14 años, me llevó al burdel, si con esto no te arreglo, nada lo hará. Esa fue su excusa para enviarme con la mujer más grande y, sinceramente, no me gustaba ni un poco. No solo era alta, con cuerpo grande y unos 40 años, sino que usaba perfume fuerte y parecía conocer a mi maestro. Estaba muy nervioso y la mujer se dedicó a dar indicaciones. Ahora tengo malos recuerdos de ese día, pero no puedo negar que aprendí. Ver la vida de esas mujeres me hizo entender, que no todos viven la vida fácil como yo. (Los más necesitados son quienes más sufren y más se esfuerzan)
 

La idiotez no se me había ido para ese entonces y Mu reitero su intento, esta vez con una desconocida que no era para nada agradable, el resultado no fue el esperado. Y todo esto me hizo pensar si él me vendió a ella o fue al revés, tratándose de mi maestro, no dudaría en venderme para vivir una mejor vida. (No era un muchacho de apariencias comunes)



Erile 


Nuestra historia fue algo peculiar, en uno de los años que me encontraba entrenando con Mu en el bosque, había comenzado a despertar ya mis aptitudes como hechicero, las cuales, lejos de mi padre, y con el apoyo de Mu para que las desarrolle.
 
Sentí que algo me llamaba pero no sabía que era, y me adentre en el bosque, ya cuando mire atrás no sabía dónde estaba, así que seguí mi instinto y avancé. Allí escuche a una suave voz que venía del suelo, y acerque el oído, la voz dulce y débil provenía de una roca, la cual, decía ser una doncella maldecida por un vil Sátiro, que la maldijo a ser roca hasta que un joven apuesto le diera un beso de amor y con eso podría liberarse.
 
Sospechaba que este era mi momento de gloria, liberar una doncella de una maldición, cual cuento de hadas, y bese esa roca suavemente. Pero nada había pasado. La voz dijo que debía hacerlo más pasional, que usara más métodos. Y así fue como bese esa roca como si no hubiera un mañana, parecía que me la iba a comer.
 
No tardaron mucho en aparecer las risas de las criaturas del bosque en los alrededores. Era una gran broma y sin siquiera ofenderme, terminé riendo con ellas, me la habían jugado y muy bien.
 





Entre ellas estaba Erile quien, en ese entonces era pequeña y aventurera y que al igual que yo, sentimos ese vínculo solo dado por el instinto, allí le prometí cuidarla mientras me acompañara por el mundo, a cambio de que seamos compañeros. 


Heian Leonhardt
 




Personalidad: Un hombre idealista, que creía que podía ir contra el mundo. Totalmente sincero y centrado en lo que quiere. Valora muchos las relaciones con sus compañeros y siempre tratará de mantener un ambiente alegre donde quiera que esté. Suele no confiar mucho en las personas hasta que las conoce, algo que su maestro le inculco desde pequeño. De actitud positiva, cree en las costumbres y las respeta, piensa que las leyes solo restringen y sirven de excusa para hacer atrocidades y no velar por todos, siempre es necesario evitar algunas leyes para alcanzar a algunos que toman ventaja de las mismas. Es de aquellos que apoya a las clases menos favorecidas y siente cierta incomodidad con la nobleza. Le gusta lo sencillo y es bastante haragán para hacer lo que no le agrada. A pesar de su actitud despreocupada, es muy enérgico cuando se trata de la vida de otros. No tolera la maldad y no es compasivo con aquellos que la practican.  
Entiende que hay personas comunes y corrientes que viven vidas pacíficas, y que él como aventurero capaz y con futuro, es su responsabilidad llevar a cabo todo aquello que esta fuera del alcance de todo ciudadano no combatiente.
 
¿porque rebelde? El hecho de ver a su padre tan metido con su trabajo, ha hecho que odie la responsabilidad dándole la sensación que la legalidad no es legalmente justa, al menos para su propia familia.
 
¿porque bueno? Cree que a pesar del fanatismo de su padre por el trabajo, siempre lo hace por un bien mayor, el cual respeta, pero no concuerda, por ello es que busca un camino no legal, para hacer el bien.
 
Deidad: Zakkarian principalmente devoto. Edarastrix solo el lado de la buena fortuna. Y le gusta Lira y sus musas.
 
Convicción del personaje: Vivir una vida de Heroísmo. Convertirse en Héroe.
A pesar de llevar una apariencia de vida totalmente despreocupada, en el fondo, no hace ojos ciegos a la realidad, no soportará la maldad, haciendo lo necesario para derrotarla.
 
¿de dónde proviene su intención? De las historias de grandes héroes del reino, de aquellos que han luchado por todos, siendo inmortales en las memorias de sus ciudadanos. Siendo un niño solitario de pequeño, las ilusiones y los sueños eran de lo poco que podía hacer.
 
Descripción Física Actual: 
Joven de alrededor de 19 años, de estatura elevada a la media rondando el 1,80. Sus rasgos faciales son marcados y su mandíbula definida. Ojos de color azul los cuales destacan al contraste de sus cabellos rubios. Su mirada demuestra entusiasmo y curiosidad, de semblante tranquilo y confiable.
Su cabello es largo y fino, el cual llega hasta la espalda, siempre cuidado y arreglado, el viento suele hacerlo bailar en el aire dando la sensación de ligereza.
 
Su piel, bronceada, demuestra que, o vive en las afueras o suele tomar sol. El cuerpo es de alguien entrenado y que busca tener un cuerpo proporcional a su ritmo de vida, no es de los que entrena a diario pero no se descuida en ello. De caminar firme, espalda recta y con los hombros alineados.
 
Una de las primeras impresiones al verlo es la de alguien ligeramente disciplinado militarmente, pero cuando se le escucha hablar o sonreír, no es que pierda en su totalidad el anterior porte, sino que predomina más el de un joven entusiasta y despreocupado.
 
Suele tener un tono de voz alegre que va acompañado de una sonrisa sincera que muestra los dientes.

_____________________________________
Volver arriba Ir abajo
 
Heian Leonhardt
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69 :: Rol :: Génesis de los Héroes-
Cambiar a: