Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69
¡Hola! ¡Bienvenido a Reinos del Caos!
¡Si eres nuevo te sugerimos registrarte para tener acceso a los links de descargas para ingresar al servidor!


Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights 1.69
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse
¡Bienvenidos a Reinos del Caos, un servidor de Neverwinter Nights 1.69!
¡Si eres nuevo, te recomendamos registrarte para acceder a la totalidad del foro, como también a las descargas!
¡También te recomendamos entrar a nuestro Discord para tener comunicación con todos los jugadores!
¿Necesitas ayuda o tienes problemas con algo?
¡Puedes postear aquí! ¡O puedes acceder a nuestro Discord para ayuda más inmediata!
¡Para ingresar al servidor introduce la siguiente IP!
74.208.227.175:5121
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Wolf

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Dom 08 Oct 2017, 22:50.
Estadísticas
Tenemos 300 miembros registrados.
El último usuario registrado es kamyssama

Nuestros miembros han publicado un total de 2853 mensajes en 585 argumentos.

Comparte | 
 

 Konnrad Wolfgang - Mi guardia es eterna.

Ir abajo 
AutorMensaje
Rou

avatar

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 23/08/2017
Localización : El Inmaterium

MensajeTema: Konnrad Wolfgang - Mi guardia es eterna.   Dom 19 Nov 2017, 02:06

Edad: 28 años
Raza: Humano
Clase: Guardia Negro
Deidad: Kravas
Ocupación: Espada Juramentada
Alineamiento: Legal Maligno
Konnrad Wolfgang
"El Guardián. El incansable"

Descripción física

Konnrad, mide 1,98 metros lo que resulta un colosal tamaño que acompaña con hombros anchos, brazos grandes y piernas robustas. Su cuerpo, cincelado por toda una infancia y adolescencia en las minas y depurado por intenso, cruel y calibrado entrenamiento marcial por parte de los Von Krieger ha creado un recipiente perfecto para la voluntad de Kravas.

De pelo castaño oscuro y ojos de un intenso azul, Konnrad ha eludido misteriosamente las degenerativas condiciones de las minas, manteniendo un rostro que para nada encaja con su sí deteriorada voz, la cual es sumamente profunda y áspera.

Siempre portando pesadas armaduras de color obsidiana que sirven para ocultar tanto su rostro como las incontables cicatrices que adornan su cuerpo, fruto de la esclavitud y el salvaje adiestramiento que ha sufrido.

Descripción Psicológica

“Wie das Blut des Berges, unaufhaltsam.     
 Wie die Erde, unvergänglich.
 Durch den Tyrant!”


Paciente, determinado y parco. Konnrad se presenta como el siervo idílico: Obediencia que roza lo ridículo, lealtad inquebrantable y ni un ápice de vergüenza o disputa con su posición sociopolítica.

Forjado con un entrenamiento que no solo endureció su cuerpo si no también su mente, El Incansable es alguien tranquilo y reservado que rara vez expresa lo que realmente opina. Manteniéndose al margen en las disputas sociales y dedicándose solo a observar genera una idea de alguien poco dado a pensar que solo obedece sin dudar, pero eso queda bastante lejos de la realidad. Tras su apariencia de fiel espada juramentada se esconde un déspota que no duda en aplastar a los débiles y ensalzar a los fuertes, un tirano que no dudará en imponer los credos de Kravas ya sea mediante la dominación o la muerte.

Su férrea voluntad y extraordinaria fortaleza se han visto formadas por su entrenamiento pasado y el que él mismo ha buscado en los monasterios de Roca Infernal, ya que desde su visión la fuerza es un ente esquivo que hay que perseguir constantemente: Los que se relajan se debilitan, ya que incluso la montaña es débil ante la erosión.

Historia

“¿Qué separa a los fuertes de los débiles? ¿A los depredadores de sus presas? El miedo. Los depredadores lo huelen… y si no, se marchan.”


 - Gran maestre Klem, Orden del Férreo Puño Inmisericorde.


Las palabras del Gran maestre se cruzaron por la mente de Konnrad mientras miraba a su alrededor. Cuatro incautos, insensatos y retorcidos bandidos le habían rodeado en su primer camino hacia la Villa Dorada.

- Vamos, lata con patas, con esa armadura debes tener una bolsa bien llena. Suéltala, quítatelo todo y quizá te libres solo con una paliza.

Dijo uno de los asaltantes mientras los otros reían ante la aparente jocosidad del primero. Pese a su gran tamaño Konnrad se veía superado por varios enemigos y aunque la armadura de placas podía protegerle fácilmente, un puñal bien apuntado podría acabar con su vida.
- ¿No nos has oído? Nuestra paciencia tiene sus límites, extranjero.

Uno de los bandidos se aproximó desencajando la mandíbula en una mueca mientras pasaba su machete de una mano a la otra observando la impertérrita figura frente a él que, desde que había iniciado el asalto, no se había movido ni pronunciado palabra alguna. El azaroso hombre se plantó frente al acorazado obsidiana y estiró el cuello hacia la oscuridad del casco.

- ¿Eres sordo o simplemente estás tan ‘cagao’ que no puedes ni moverte?

Un amago de carcajadas empezaba a nacer una vez más del bandido pero se vieron rápidamente cortadas cuando la mano metálica de Konnrad rodeó rápidamente su gaznate con los dedos en un movimiento bastante más ágil del esperado para alguien tan grande.
El silencio se hizo, los tres bandidos restantes alzaron sus armas pero se quedaron quietos, expectantes del siguiente movimiento de su supuesta víctima.
- ¿Este es el camino hacia Heystad?
Fue lo único que preguntó, moviendo la ranura ocular de su casco para encontrarse con los ojos húmedos del rufián que mantenía por el gaznate. La estupefacción fue patente entre los bandidos, le estaban robando, aferraba a uno de los suyos y su única pregunta era si su dirección era la correcta.
- Shji… Sih…

Musitó entre espumarajos, ante lo cual, para sorpresa de todos el coloso blindado arrojó al bandido contra un árbol y comenzó a andar, ignorando a sus asaltantes. La confusión rodeaba a los presentes, tanto que el bandido que había sido arrojado notando que su orgullo había sido aplastado como una nuez bajo un martillo se arrojó contra la espalda de Konnrad blasfemando contra éste. Craso error.
Sin darse la vuelta, el caballero negro hizo oscilar su enorme alabarda provocando un profundo corte al bandido, el cual acabó de espaldas retorciéndose de dolor en el suelo, entre barro formado por su propia sangre.

Ahí acabó el asalto, los otros tres se quedaron pálidos e incluso tardaron en ir a socorrer a su aliado ¿Quién era ese caballero negro y cuál sería su funesto destino?
©️ HARDROCK
Volver arriba Ir abajo
 
Konnrad Wolfgang - Mi guardia es eterna.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Guardia de la noche
» PRESENTACIONES ANTIGUAS (CERRADO)
» [Trivial] Juego de tronos
» Guardia Sombria
» ¿Por que hay bellezones en la Guardia?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de Neverwinter Nights 1.69 :: Rol :: Génesis de los Héroes-
Cambiar a: